Tráiler

Los SECRETOS OSCUROS de Jesús

Uno puede entender que los directores y guionistas de las producciones analizadas en este video no sean creyentes y que no estén conscientes de lo grave que es ofender a Dios si no creen en Él, pero lo que no puedo entender es cómo unos empresarios -que se supone que están allí por ser inteligentes- pueden ser tan estúpidos de ofender a gran parte de su público objetivo, que son sus clientes y creer que este tipo de producciones cinematográficas son una “buena idea”.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad