Terror

El Ladrón de Tumbas Ruso

Anatoly, que es un lingüista que habla 13 idiomas y que es un total apasionado en lo que es la cultura de lo ‘oculto’, acotó que «cuando tenía doce años, pasó frente a un cortejo fúnebre cuyos participantes lo obligaron a besar el rostro de una niña de once años muerta», es aquí en donde nació su interés por esto y que podría haber desencadenado en el hecho delictivo.

La cultura gótica, entre el romanticismo, la fantasía y lo sobrenatural

Antepasado directo de la novela policíaca, la novela gótica está construida como una sucesión de enigmas a los que el protagonista está obligado a enfrentarse. Este entra en un universo en que cada objeto, cada situación, cada personaje, incluso, parecen esconder algo: un pasado oculto, un secreto disperso, fragmentario y quimérico que guarda relación con los acontecimientos; en definitiva, una causalidad oculta.

Carrie: el drama de Cenicienta

Sobre esta época King recuerda que su esposa le dijo: «Escribes tantas cosas sobre hombres, pero no puedes escribir sobre mujeres.’ Yo dije ‘No me asustan las mujeres. Podría escribir sobre ellas si quisiera. Siguió el consejo de su esposa y la historia se expandió hasta convertirse en novela. King dijo «En mi opinión estaba escribiendo el peor libro de la historia»

La Ouija: el tablero favorito de Hollywood

Siguiendo con un poco de historia en 1893, el espiritismo se convirtió en una denominación religiosa oficial, y en 1897, The New York Times informó que tenía ocho millones de seguidores en todo el mundo. Fue en el siglo 20 que la Iglesia Católica y la industria del cine de terror cambiaron su significado y lo encauzaron como un juego que abría puertas al infierno.

¿Por qué nos fascina el Apocalipsis?

Es una constante en la historia de la humanidad y si recordamos la famosa transmisión radiofónica de Orson Welles en 1938 de «La guerra de los mundos», en la que miles de oyentes huyeron alarmados de sus casas. Toda esta incertidumbre y todo este miedo se unen y la gente piensa que la vida podría ser mejor después de un desastre, por supuesto, no es algo que deseen realmente, sino con lo que les gusta fantasear.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad