El MONÓLOGO que REDEFINIÓ la PERSPECTIVA sobre DIOS y el MAL

John Milton, el personaje encarnado por Pacino, es malvado pero discreto, evitando llamar la atención para operar con tranquilidad. Su actuación es tan convincente que se puede vislumbrar al diablo tomando forma humana de manera similar a este intrigante personaje.

El monólogo en cuestión es una joya interpretativa de Pacino, quien personifica a un Satanás para la posteridad. Enfatiza con maestría la famosa máxima de que la mayor virtud del diablo es persuadir al mundo de su inexistencia. John Milton, el personaje encarnado por Pacino, es malvado pero discreto, evitando llamar la atención para operar con tranquilidad. Su actuación es tan convincente que se puede vislumbrar al diablo tomando forma humana de manera similar a este intrigante personaje. Analicemos cada párrafo en detalle:

1.-«Y para quien cargas todo ese montón de ladrillos.»
El monólogo comienza con una pregunta aparentemente retórica sobre la carga de responsabilidades o preocupaciones. La elección de esta frase inicial crea intriga y sugiere que el personaje de John Milton está cuestionando las acciones y elecciones de alguien.

2.-«¿Dios?, ¿Es eso?
¿Dios?, Te diré algo.
Déjame darte información confidencial sobre Dios.»

El discurso se adentra en el tema central sobre la naturaleza de Dios. La repetición de la pregunta «¿Dios?» enfatiza la incredulidad o duda del personaje. La expresión «información confidencial» añade un tono conspirativo, invitando a la audiencia a prestar atención.

3.-«A Dios le gusta observar.
Es un bromista.
Piénsalo.
Le da al hombre instintos.
Les da ese extraordinario don y después, ¿qué es lo que hace?
Lo juro para su propia diversión, para su propio teatro, cósmico privado.»

Observaciones sobre Dios: Se los presenta como un ser que disfruta observando y jugando con la humanidad. La referencia al «teatro cósmico privado» añade una capa dramática a la descripción de la divinidad como una entidad creador que dirige un espectáculo cósmico.

4.- «Él coloca las reglas en oposición.
La mayor estupidez es que ha existido.
Mira, pero no toques.
Toca, pero no pruebes.
Prueba, pero no traigas.
Y mientras saltas de pie en pie, que es lo que él hace.»

Se critican las reglas aparentemente contradictorias impuestas por Dios. El uso de imperativos como «Mira, pero no toques» refuerza la idea de reglas absurdas o paradójicas.

5.- «Esta ya arriba el Señor muriéndose de la risa.
Es un tacaño.
Es un sádico.
Es un casero indiferente a la vida, alabar eso.
¡Nunca!»

El personaje expresa abiertamente su descontento con la naturaleza de Dios. Las palabras como «tacaño» y «sádico» resaltan la visión negativa que el personaje tiene de Dios.

6.- «Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo.
¿Y por qué no?
He estado aquí en la tierra, con mi nariz metida, en ella desde que todo comenzó.»

El personaje abraza la idea de reinar en el infierno en lugar de servir en el cielo, desafiando la convención. La referencia a su presencia desde el principio sugiere una conexión duradera con la humanidad.

7.- «He nutrido cada sensación que el hombre se ha inspirado a tener.
Me preocupé sobre lo que él quería y nunca lo juzgué.
¿Por qué?
Porque jamás lo rechacé y, a pesar de todas sus imperfecciones, yo admiro al hombre.
Soy un humanista.
Tal vez el último humanista.»

El personaje afirma haber estado involucrado activamente en la experiencia humana, mostrando una conexión única. La autodefinición como humanista subraya una apreciación profunda y comprensión de la humanidad.

8.-«¿Quién en su sano juicio Kevin?
Me podría negar que el siglo XX fué completamente mío.
¡Todo completo, Kevin!
¡Completo! Mío”.

El personaje se dirige directamente a Kevin, implicando un diálogo interno o una conversación.
Afirmar que el siglo XX fue completamente suyo sugiere influencia y control sobre eventos significativos. La declaración final resalta la sensación de culminación y poder del personaje.

El PELADO Investiga

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad