¿GREMLINS EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL?

Según la leyenda, eran responsables de provocar accidentes aéreos y trabajaban en favor del enemigo. Esta creencia se tomó con humor entre los pilotos estadounidenses en Gran Bretaña, quienes adoptaron muñecos y pinturas en sus aeronaves como amuletos de la suerte. Algunos nombres ingeniosos, como “Gremlin Gus” y “Gremlin Delight”, adornaban los aviones, destacando la inclinación de los aviadores a integrar estas historias en su folclore.

Gremlins, una palabra que evoca la divertida película de los ochenta dirigida por Joe Dante, se atribuye comúnmente al novelista Roald Dahl por su cuento infantil “Los Gremlins” de 1943. Originalmente concebido como propaganda antinazi para niños, el término se arraigó en el argot de la Royal Air Force (RAF) durante la Segunda Guerra Mundial. Dahl, quien sirvió en Oriente Medio y experimentó un aterrizaje forzoso en el desierto libio, quizás inspirado por su habilidad, introdujo la idea de pequeños demonios verdes saboteadores.

La creencia en la intervención de estos traviesos duendes en los percances inexplicables durante los vuelos se extendió entre los pilotos británicos, especialmente en las Unidades de Reconocimiento Fotográfico en Malta. Se comparaba a los Gremlins con “Titivillus”, un demonio medieval mencionado por monjes escribientes para justificar errores de copia. En la tradición anglosajona, cada hogar albergaba un espíritu similar vinculado a las herramientas.

Según la leyenda, eran responsables de provocar accidentes aéreos y trabajaban en favor del enemigo. Esta creencia se tomó con humor entre los pilotos estadounidenses en Gran Bretaña, quienes adoptaron muñecos y pinturas en sus aeronaves como amuletos de la suerte. Algunos nombres ingeniosos, como “Gremlin Gus” y “Gremlin Delight”, adornaban los aviones, destacando la inclinación de los aviadores a integrar estas historias en su folclore.

El fenómeno también se manifestó en cortometrajes animados durante el enfrentamiento bélico, como “Falling Hare” de 1943, donde Bugs Bunny confronta a estos diablillos. Además, “Russian Rapsody” de 1944, inicialmente titulado “Gremlins from the Kremlin”, los presenta derrotando a Adolf Hitler. Estos cortos contribuyeron a popularizar la figura de estos entes como seres molestos y traviesos.

La influencia cultural persiste, y los pilotos de la época dejaron un legado humorístico en la RAF, exhibiendo muñecos en museos. Incluso un avión específico, el Douglas C-47 Skytrain apodado “The Gremlin Special”, quedó inmortalizado en la historia al estrellarse en la selva de Nueva Guinea en 1945 durante un vuelo turístico sobre el valle Shangri-La.

Así, los Gremlins, que comenzaron como personajes de cuento infantil, se convirtieron en parte integral de la mitología aeronáutica durante la Segunda Guerra Mundial, dejando una marca duradera en el imaginario colectivo y en la iconografía de la aviación militar.

Recopilación
El PELADO Investiga
EXPEDIENTE 22
(EMITIDO EN EL PROGRAMA DE RADIO, DEL 29.12.2023)

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad