VALAK al DESCUBIERTO. El ANTAGONISTA de la secuela La MONJA

Valak se distingue por su habilidad para revelar verdades sobre tesoros ocultos y señalar la presencia de serpientes, obligándolas a someterse ante el exorcista sin esfuerzo. Este demonio, lleva consigo un sello que debe ser empleado en la forma específica indicada, un detalle crucial en la magia y la demonología.

En el Universo de los Expedientes Warren, uno de los nombres que resuena con particular fuerza es Valak, un demonio mayor del Infierno según las antiguas tradiciones.

Este ser infernal se sitúa en la cúspide, gobernando treinta legiones (o treinta y ocho, según algunas fuentes) de demonios bajo su mando. Su imagen es tan intrigante como su posición, presentándose como un presidente del infierno, grande y poderoso que adopta la forma de un niño con alas de ángel, montado sobre un dragón bicéfalo.

Valak se distingue por su habilidad para revelar verdades sobre tesoros ocultos y señalar la presencia de serpientes, obligándolas a someterse ante el exorcista sin esfuerzo. Este demonio, lleva consigo un sello que debe ser empleado en la forma específica indicada, un detalle crucial en la magia y la demonología.

El nombre Valac, también escrito como Ualac, Valu, Volac, Doolas o Volach, se encuentra por primera vez en “La Llave Menor de Salomón”, un grimorio del siglo XVII que detalla conocimientos mágicos europeos e identifica a las principales figuras infernales.

Sin embargo, es fundamental reconocer que, en el ámbito demonológico, la precisión y autenticidad de los nombres pueden ser cuestionables. El padre José Antonio Fortea, sacerdote, teólogo y exorcista español especializado en demonología, asegura que en algunos libros o grimorios antiguos se han compartido nombres de diversos demonios que no tienen otro valor que la imaginación de sus autores. Señala que ir más allá de lo escrito en las Sagradas Escrituras es adentrarse en el terreno de la literatura, sin conexión con la Palabra de Dios.

James Wan, director de “El Conjuro 2”, reveló que la inspiración para el personaje de la monja se basa en una entidad espectral que la demonóloga Lorraine Warren afirmaba que la asechaba en su hogar y ponía en peligro la vida de su esposo, Ed. “Por lo que la idea de esta imagen de un ícono sagrado se consolidó en mi cabeza”, afirmo el cineasta. Debido a este tiempo que se tomó el director en materializar la visión demoníaca, no fue hasta la última toma de la película que la monja fue agregada a “El Conjuro 2”.

El PELADO Investiga

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad