Al Pacino ¿El MEJOR demonio del CINE? Su VANIDOSA y SOBERBIA actuación en El ABOGADO del DIABLO

«El Abogado del Diablo» (1997) es una película que va más allá del mero entretenimiento. A través de actuaciones destacadas, nos sumerge en una reflexión profunda sobre la presencia del mal en la vida contemporánea. El demonio, personificado de manera magistral, manipula la corrupción y la vanidad en los protagonistas, lo que nos hace cuestionar nuestra propia susceptibilidad a estos pecados capitales en un mundo obsesionado por lo material.

El título, hace referencia al libro del famoso poeta inglés del siglo XVII, John Milton, y su obra ‘‘El Paraíso Perdido” añade una capa adicional de significado. En el film, el demonio, en forma de presidente de la firma de abogados, John Milton, utiliza a Kevin Lomax y su esposa Mary Ann para llevar a cabo sus planes.

1997 | The Devil’s Advocate | Taylor Hackford | Warner Bros.

Kevin Lomax, interpretado por un joven Keanu Reeves, es un abogado penalista exitoso que nunca ha perdido un caso y desconoce sus orígenes diabólicos. Esta elección de profesión no es accidental, ya que simboliza el poder de representar a aquellos cuyas almas esperan juicio por sus pecados. Sin embargo, su mayor debilidad es la soberbia, alimentada por su currículum intachable y su deseo de demostrar su valía.

Sin embargo, el contexto en el que se estrenó la película, a mediados de la década de los noventa, también desempeña un papel importante en su éxito, ya que fue una época prolífica para los thrillers judiciales.

A pesar de la persuasión del diablo, las reglas del libre albedrío dictan que la decisión final de vender su alma debe ser de Kevin. La soberbia lo impulsa hacia el éxito que Satanás le ofrece, pero el joven leguleyo debe tomar una elección definitiva que determinará su destino.

‘‘El abogado del diablo” es una película que destaca la actuación de Al Pacino en un papel desatado y convincente. El film también aborda la presencia del demonio en la vida actual y cómo manipula la corrupción y la vanidad en las personas. La cinta nos recuerda la importancia de la espiritualidad y la lucha contra el mayor de los pecados capitales, la soberbia.

‘‘El abogado del diablo” promete actuaciones memorables y plantea preguntas sobre la influencia de las fuerzas oscuras en una sociedad consumista y obsesionada con lo material.

Te invito a escuchar el monólogo final de Al Pacino en mi programa de radio, «El PELADO Investiga» para disfrutar aún más de esta film icónico. En la caja de comentarios, encontraran el enlace del podcast en Spotify.

https://open.spotify.com/episode/2dKyBPk1EKz6q7w95PtgOS?si=63a580c992d146d6

El PELADO Investiga

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad