Arnold Schwarzenegger ¿El nuevo REDENTOR de la HUMANIDAD?

«El Fin de los Días» (1999) es un thriller apocalíptico protagonizado por Arnold Schwarzenegger y Gabriel Byrne. La trama sigue a Jericho Cane (Schwarzenegger), un exagente de seguridad, mientras lucha contra el tiempo para evitar que el diablo encarnado (Byrne) traiga el fin del mundo. El demonio busca poseer a Christine, una joven con un papel clave en sus planes destructivos. Cane se enfrenta a una serie de desafíos sobrenaturales y batallas intensas mientras persigue al diablo por las calles de Nueva York.

En el año 1999, el planeta estaba sumido en una especulación apocalíptica conocida como el ‘‘efecto 2000‘‘. La llegada del nuevo milenio había generado temores de que eventos paranormales y, en el peor de los casos, el fin del mundo, se hiciera realidad con el cambio de calendario.

1999 | End of Days | Peter Hyams | Beacon Communications

Sin embargo, el Milenio llegó sin incidentes catastróficos, pero eso no disminuyó la percepción de la presencia del mal en la vida de los humanos. En “El Fin de los Días”, la trama gira en torno a Jericho Cane, un policía que debe proteger a una joven llamada Christine sin que ella sepa que es la elegida para dar a luz al hijo de Anticristo. Enfrentándose a seguidores del hijo de Satanás y a conspiradores Vaticanos, el protagonista se ve envuelto en una trama llena de acción y violencia.

Aunque el film presenta algunos elementos casi cómicos –un grupo de cardenales en torno a un Papa en silla de ruedas en lo que parece, casi, una reunión de la “Cosa nostra”; los sótanos de una parroquia ocupados por un montón de curas trabajando en sus ordenadores para impedir el nacimiento del Anticristo; los pintorescos miembros de la secta de ‘‘Los Caballeros Vaticanos‘‘; el diablo acostándose con toda mujer que se cruza en su camino…

En cuanto al elenco, Arnold Schwarzenegger se destaca en el papel de Jericho Cane, un personaje complejo marcado por la tragedia. Su actuación es un giro inusual para Arnold, que habitualmente interpreta a héroes de acción.

Gabriel Byrne también brilla como Lucifer, ofreciendo una interpretación magnética e hipnótica que rivaliza con la de Al Pacino en ‘‘El Abogado del Diablo‘‘. En resumen, ‘‘El Fin de los Días” es una película que se sitúa en un momento de especulación apocalíptica a finales de los años 90.

Aunque no es una obra maestra, logra entretener y plantea cuestiones religiosas y morales mientras se sumerge en un mundo de acción y violencia. Con su elenco excepcional y su enfoque en la lucha entre el bien y el mal, es una película que sigue siendo recordada en la historia del cine de temática religiosa.

El PELADO Investiga

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad