馃帴 El cine de los 50 y 60, marco un ANTES y un DESPU脡S en el USO de las BOMBAS AT脫MICAS

La presencia con la que estos temas pueblan la ciencia ficci贸n de los a帽os cincuenta y sesenta es tan evidente que resulta casi vergonzoso apuntar la relaci贸n del g茅nero con la bomba at贸mica, as铆 como con la creciente paranoia anticomunista, las nuevas ansiedades en torno a los peligros de la radiaci贸n y todo tipo de tensiones y dificultades sociales nacidas bajo el estandarte de la modernizaci贸n de la sociedad y el auge de los medios de comunicaci贸n de masas, as铆 como el ensanchamiento del mercado de consumo.

Tanto el origen del ser humano como el destino que 茅ste correr谩 es algo que ha despertado una enorme curiosidad en el campo art铆stico del hombre. Como la historia demuestra realmente lo que somos 鈥攅l peor ser viviente del planeta鈥 en campos como los del cine se ha especulado sobre el futuro de la humanidad, y bajo la primordial intenci贸n de hacer entretener al espectador con una historia de ciencia ficci贸n casi siempre se vert铆a una mirada cr铆tica hacia el comportamiento del ser humano con advertencia incluida.

1952 | Invasion USA
Como sugiere su t铆tulo, representa una invasi贸n ficticia de los Estados Unidos por una naci贸n sin nombre pero claramente destinado a sugerir la Uni贸n Sovi茅tica. Comienza con transmisiones de noticias que describen vuelos enemigos sobre territorio estadounidense y el aumento de la actividad comunista en Europa.

Los personajes principales se encuentran en un bar de Nueva York y entablan un debate informal sobre pol铆tica y tensiones globales. Se oponen al comunismo pero no les gusta pagar impuestos.

La invasi贸n comienza en Alaska. Los paracaidistas enemigos aterrizan y capturan aeropuertos civiles, mientras que las bases militares y los astilleros son atacados con armas nucleares. El presidente estadounidense condena los ataques, calific谩ndolos de 芦otro d铆a de infamia禄, y despliega bombarderos para tomar represalias contra objetivos enemigos. Mientras tanto, las fuerzas terrestres enemigas lanzan una invasi贸n a gran escala del noreste de Estados Unidos.

Las escenas de batalla y los ataques nucleares se muestran a trav茅s de im谩genes de archivo, anunciadas por los lectores de noticias y discutidas por los personajes del bar. Si vi茅ramos Invasi贸n USA en la actualidad, parece un film paranoico y bizarro, por no mencionar que est谩 mal escrito y actuado. Pero en 1952, con los americanos en las garras febriles del Macartismo. La pel铆cula logro su objetivo toc贸 la fibra sensible de los espectadores, especialmente de los m谩s j贸venes.

Su mensaje es muy claro: Estados Unidos debe aumentar sus gastos de defensa o someterse a una invasi贸n. Los senadores estadounidenses que votaron en contra de los aumentos de defensa son asesinados hacia el final de la pel铆cula. Invasi贸n USA se realiz贸, como era de esperar, con la cooperaci贸n del ej茅rcito estadounidense, que proporcion贸 la gran cantidad de material de archivo del film.

Sigue siendo uno de los primeros y m谩s hist茅ricos ejemplos de propaganda de invasi贸n de la Guerra Fr铆a. En un nivel filos贸fico, Invasi贸n USA, nos muestra c贸mo el gobierno alienta a los ciudadanos a subordinar sus necesidades y deseos individuales a los del estado para combatir el comunismo.

1961 | El D铆a que la Tierra se Incendi贸 | The Day The Earth Caught Fire
Es un modesto proyecto del conocido director de Sci-Fi Val Guest. Intent贸 tentar a varios estudios para financiar el film, pero terminar铆a por producirlo con sus propios fondos. El resultado es una pel铆cula correcta, con la suficiente solidez dram谩tica como para resultar destacable. Mientras que en la d茅cada del cincuenta la ciencia ficci贸n era material propio de la serie B, en los sesenta comenzaron a aproximarse directores de carrera para dar su punto de vista del g茅nero. Estos ten铆an que ver con tejer teor铆as sobre situaciones reales, la guerra fr铆a, el poder del 谩tomo desatado, dejando de lado todo tipo de connotaci贸n fant谩stica, pensemos en invasiones extraterrestres, que eran tan populares en el rubro.

Esta corriente de ciencia ficci贸n anal铆tica, escenarios apocal铆pticos de la era at贸mica, comenzar铆a en 1959 con La Hora Final (ya he realizado un an谩lisis en el segundo video de este ciclo de pel铆culas at贸micas)

El D铆a que la Tierra se Incendi贸 es un film moroso en su aspecto dram谩tico. Sin dudas la intenci贸n de su director es alejarse de los excesos del g茅nero. Dos l铆neas narrativas se entrelazan e la pel铆cula. Por un lado tenemos toda la investigaci贸n period铆stica que se produce alrededor de las posibles consecuencias de pruebas at贸micas y por el otro la relaci贸n amorosa entre el personaje central.

La trama, un poco loca nos narra que: simult谩neamente los norteamericanos hicieron pruebas at贸micas en el polo sur mientras que los sovi茅ticos hicieron lo mismo en el norte, y por eso sacan al planeta Tierra de su 贸rbita, y la soluci贸n aportada tampoco es muy cre铆ble, volver a corregirla mediante nuevas explosiones nucleares鈥

La idea de la Tierra chocando contra otro planeta ya fue explorada en la m铆tica 鈥淐uando los mundos chocan鈥 (que ya le dedicaremos un lugar en este ciclo), pero en aquella, el argumento era a煤n m谩s loco que la que nos ocupa y se mostraba todo desde un prisma m谩s espectacular. En El D铆a que la Tierra se Incendi贸, la historia adopta un tono casi de documental.

Especialmente cuando los estragos del desplazamiento planetario comienzan a sentirse, ciclones que afectan Londres; furiosas oleadas de calor que azotan la ciudad; repentinos bancos de niebla que dejan a Londres completamente a ciegas, y los efectos secundarios, racionamiento de agua y energ铆a; incendios espont谩neos por todos lados.

Es un cuadro de desastre que est谩 efectivamente manejado por su director de manera muy econ贸mica, con pocos efectos especiales y mucho material de archivo. Es un film correcto pero sin demasiado carisma. El final queda abierto, con los trabajadores sobrevivientes del diario esperando imprimir cualquiera de los dos titulares: 鈥渓a Tierra se salva鈥 o 鈥渓a Tierra est谩 condenada鈥. Para tratarse de una pel铆cula sobre el fin del mundo le falto intensidad. Sin tener intenci贸n de hacer spoiler si alguno de ustedes no la vio, les dejo dos preguntas para que debatan en familia luego de ver este cl谩sico del Sci-Fi: 驴Podr谩n corregir la 贸rbita de la Tierra y salvar a nuestro mundo esas explosiones at贸micas provocadas? 驴Habr谩 esperanza para la humanidad?

1964 | Punto L铆mite | Fail Safe
Estrenada en uno de los momentos m谩s tensos de la Guerra Fr铆a entre EE.UU. y la URSS, con la crisis de los misiles cubanos a煤n reciente, Punto L铆mite es uno de los films m谩s cr铆ticos con la situaci贸n pol铆tica de la 茅poca poniendo en relieve la tensi贸n que se respiraba en ese per铆odo.

Pese a ser un film basado enteramente en el di谩logo situado pr谩cticamente en todo momento en escenarios interiores, el trabajo de direcci贸n de su director Sidney Lumet es asombroso y digno de elogio, consigue no s贸lo que no sea aburrido y que tenga dinamismo, sino crear una atm贸sfera tan asfixiante que llega a ser casi opresiva. Los actores resultan muy realistas al mantener esa actitud tan fr铆a que exige la diplomacia al mismo tiempo que dejan entrever sus nervios contenidos y sus dudas sobre c贸mo actuar, destacando un s贸lido Henry Fonda como presidente de los Estados Unidos.

La excelente fotograf铆a en blanco y negro da forma visual a esos escenarios tan opresivos y claustrof贸bicos: bunkers, habitaciones y el interior de los aviones en que los personajes pr谩cticamente se encuentran atrapados. Por otro lado, la acertada decisi贸n de no utilizar m煤sica en ning煤n momento acent煤a el tono realista y serio de la pel铆cula, casi como si se tratara de un documental.

El momento culminante, en que todos los implicados est谩n atentos a una se帽al: si la l铆nea telef贸nica del embajador norteamericano en Mosc煤 repentinamente se corta y se oye un zumbido, significar谩 que la ciudad ha sido destruida por los bombarderos. El instante en que repentinamente se escucha ese zumbido es aterrador, ese sonido fr铆o y penetrante que significa la destrucci贸n de Mosc煤 y, por tanto, de Nueva York. Tal es as铆 que los cr茅ditos finales van acompa帽ados de ese sonido casi a modo de advertencia.

En su momento la pel铆cula no tuvo mucho 茅xito ni tampoco ha sido especialmente recordada pese a ser de las mejores obras de Sidney Lumet, en gran parte debido a que el 茅xito de la ir贸nica 鈥淒r. Strangelove: o c贸mo aprend铆 a dejar de preocuparme y amar la bomba鈥, eclips贸 totalmente a 茅sta, que era la versi贸n seria de la s谩tira de Kubrick. Las obvias similitudes entre ambas obras provocaron que muchos no se tomaran del todo en serio Punto L铆mite, pero en mi opini贸n son dos grandes obras que se complementan entre s铆 m谩s que excluirse.

1964 | Dr. Strangelove: o c贸mo aprend铆 a dejar de preocuparme y amar la bomba | Dr. Strangelove: or How I Learned To Stop Worrying and Love the Bomb
De entrada, clasificar la pel铆cula en un g茅nero determinado ya plantea un serio dilema 驴Es una pel铆cula b茅lica? S铆, sin lugar a dudas. 驴Tiene elementos de thriller? Tambi茅n. 驴Suspenso? Hasta el 煤ltimo minuto 驴Puede calificarse de drama? Ser铆a un poco forzado, pero trata sobre un apocalipsis nuclear, as铆 que no es para tom谩rsela a risa. Pero cuando uno ve la pel铆cula, el veredicto es claro: es una comedia negra o una s谩tira sensacional, lo que ustedes prefieran.

Cuenta con excelentes actores de reparto, entre ellos George C. Scott y sobre todo, la participaci贸n del genio entre los genios, del m谩s grande entre los grandes: Peter Sellers, donde en esta pel铆cula interpreta magistralmente hasta tres personajes distintos (Dr. Strangelove, asesor (ex nazi) del presidente; Capit谩n de aviaci贸n de la Royal Air Force, Lionel Mandrake; Presidente de los Estados Unidos, Merkin Muffley).

Aquellos de ustedes que todav铆a no lo conozcan, no se lo pierdan bajo ning煤n concepto. A煤n as铆, hay gente que sostiene que esta pel铆cula es la obra m谩s pesimista de Kubrick. Y no les falta raz贸n. Pero la contrarr茅plica no es nada desde帽able: es la 煤nica ocasi贸n en toda su filmograf铆a en que su director nos hace re铆r, y de qu茅 manera.

A ra铆z de su estreno se produjo un hecho que llama poderosamente la atenci贸n: Kubrick describi贸 con tanta maestr铆a los protocolos de ataque y defensa nuclear que tanto la Uni贸n Sovi茅tica como los Estados Unidos se vieron obligados a revisarlos y modificarlos. Por primera vez alguien dej贸 patente que cualquier loco pod铆a desencadenar el Apocalipsis con un simple imprevisto.

El tema de la Guerra Fr铆a fue una pesadilla constante en la mente de los norteamericanos hasta la ca铆da del muro de Berl铆n. Pensemos que a mitad de los sesenta, a煤n las aguas se encontraban turbias por la crisis de los misiles cubanos de Octubre de 1962; que es el auge de la 鈥渇amilia nuclear鈥, donde todos los hogares estadounidenses pose铆an refugios at贸micos.

La ciencia ficci贸n se nutri贸 con abundancia de estos temores, desde el bizarro Godzilla hasta obras m谩s serias como La Hora Final o Punto L铆mite, film este 煤ltimo que toca el mismo tema de la pel铆cula en cuesti贸n desde una 贸ptica dram谩tica. Comentario aparte, es interesante observar que la dualidad de 鈥淧unto L铆mite y Dr. Strangelove鈥︹ es uno de los casos m谩s extra帽os de la historia del cine, que s贸lo se ha repetido en los 煤ltimos tiempos, sobre otro tema, como una posible invasi贸n alien铆gena con 鈥淒铆a de la Independencia y Marte Ataca鈥; historias similares desde puntos de vista diferentes y rodados con escasa diferencia de tiempo.

Lo interesante de ambos filmes es que demuestran la fragilidad de la estructura de defensa nuclear de Norteam茅rica, un error de comunicaci贸n, un apresuramiento, o un loco, como en este caso, pueden desatar el holocausto. Pero mientras que Punto L铆mite se centra en el dramatismo y los cargos de conciencia de los hombres a cargo de la seguridad nacional americana, Dr. Strangelove鈥 se regodea con lo absurdo de la guerra nuclear.

Es un film implosivo, delirante, donde todos los personajes se encuentran en estado de histerismo contenido, especialmente las tomas en el sal贸n de guerra, y que posa una mirada despiadada sobre los personajitos que ilustra. Pero todo resulta ser demasiado c铆nico como para ser gracioso.

Es una comedia muy inteligente, pero no es una pel铆cula que haga re铆r. Lo triste del tema es que muchos personajes que deambulan en el film deben ser ciertos, y eso impide la carcajada. Ciertamente hay escenas que uno disfruta m谩s que otras, como por ejemplo: la ca铆da de la bomba con el Mayor Kong cabalg谩ndola como si fuera en un rodeo, momentos ic贸nicos que ya pertenecen a los anales del cine.

REFLEXI脫N FINAL

La presencia con la que estos temas pueblan la ciencia ficci贸n de los a帽os cincuenta y sesenta es tan evidente que resulta casi vergonzoso apuntar la relaci贸n del g茅nero con la bomba at贸mica, as铆 como con la creciente paranoia anticomunista, las nuevas ansiedades en torno a los peligros de la radiaci贸n y todo tipo de tensiones y dificultades sociales nacidas bajo el estandarte de la modernizaci贸n de la sociedad y el auge de los medios de comunicaci贸n de masas, as铆 como el ensanchamiento del mercado de consumo.

Es importante destacar que son los EE.UU., uno de los pa铆ses m谩s afectados por la paranoia nuclear y uno de los dos nuevos protagonistas de la Guerra Fr铆a, donde la ciencia ficci贸n estallar铆a en popularidad. En los a帽os cuarenta (si hacemos memoria) se hab铆an producido en torno a cincuenta pel铆culas de ciencia ficci贸n en todo el mundo. En los cincuenta, se produjeron 150 pel铆culas de ese g茅nero tan solo en los Estados Unidos, lo que representa siete de cada diez producciones de todo el planeta.

La preponderancia estadounidense durante esta primera era de oro del g茅nero marcar铆a para siempre el liderazgo que ha tenido este pa铆s en marcar su tono y direcci贸n desde entonces.

El PELADO Investiga

Fuentes:
elpelado.com.ar
wikipedia.org
scifiworld.es/
espinof.com
filmaffinity.com/es/
todosobremicinebelico.blogspot.com/
vadevagos.blogspot.com/
desayunoconfotones.org/
trendesombras.es/
moonmagazine.info/
cinemagavia.es/
cinemasaturno.com/
simulacromag.com/
hmong.es/
labrujulaverde.com/
elgabinetedeldoctormabuse.com

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el bot贸n Aceptar, acepta el uso de estas tecnolog铆as y el procesamiento de tus datos para estos prop贸sitos. M谩s informaci贸n
Privacidad