#2 ūüé• La amenaza NUCLEAR en la CULTURA popular: una PERSPECTIVA a trav√©s del CINE de los a√Īos 50 y 60

A trav√©s de una mirada retrospectiva, descubriremos c√≥mo estas pel√≠culas reflejaron la carrera armament√≠stica nuclear y c√≥mo la Guerra Fr√≠a influy√≥ en la producci√≥n de pel√≠culas de ciencia ficci√≥n y suspenso. Este video tambi√©n examina c√≥mo estas pel√≠culas han dejado un legado cultural y contin√ļan influyendo en la representaci√≥n de los desastres nucleares en la pantalla grande.

No han abundado las películas que tratasen directamente el tema de un holocausto nuclear y sus consecuencias. Quizá porque los productores lo han considerado demasiado escabroso y deprimente, ya que una guerra atómica no es la clase de desastre del que los héroes de la película pueden salir bien parados gracias a su astucia, su valentía o el amor que sienten unos por otros. El Apocalipsis nuclear es una historia que nunca puede terminar bien, nunca hará que el espectador salga feliz de una proyección porque en una historia así nadie gana nunca.

La Hora Final
1959 | On the Beach | Stanley Kramer | Compa√Ī√≠as Stanley Kramer Productions
Es 1959, fecha clave en el desarrollo de la Guerra Fr√≠a con el triunfo de la revoluci√≥n cubana, cuando se estrena uno de los grandes cl√°sicos del g√©nero al m√°s puro estilo Hollywood: La Hora Final. Estrellas de la talla de Gregory Peck, Ava Gardner, Fred Astaire o Anthony Perkins protagonizan este drama con un destacado mensaje antibelicista. El mundo ha quedado desolado tras una Tercera Guerra Mundial que nadie sabe quien empez√≥ ni quien gan√≥ y Ocean√≠a es el √ļnico continente superviviente. A diferencia de lo que se podr√≠a pensar, la vida se desarrolla con una relativa normalidad a pesar de algunas escaseces b√°sicas. La misi√≥n del ej√©rcito australiano en colaboraci√≥n con el √ļltimo submarino estadounidense superviviente ser√° navegar por el fondo marino con la intenci√≥n de evaluar la situaci√≥n en la superficie del planeta, mientras, la nube radioactiva se acerca al √ļnico continente con vida, oscureciendo el tr√°gico destino de los √ļltimos habitantes del planeta.

La pel√≠cula afrontaba finalmente las posibles consecuencias de una guerra nuclear de manera directa, sin necesidad de sublimar los miedos colectivos en forma de monstruos fant√°sticos, aunque el rodaje estaba a√ļn sujeto a las limitaciones estil√≠sticas y sobre todo censoras de su tiempo. Los estragos f√≠sicos del s√≠ndrome radioactivo y otros aspectos visualmente truculentos de un holocausto nuclear todav√≠a no pod√≠an ser mostrados expl√≠citamente en pantalla, as√≠ que el film empez√≥ a indagar t√≠midamente sobre cu√°les podr√≠an ser los efectos psicol√≥gicos sobre una poblaci√≥n enfrentada a un casi seguro fin del mundo.

El futuro de los supervivientes depende del capricho de los vientos. La incertidumbre sobre cu√°nto tiempo les queda de vida choca con los deseos de mantener una existencia cotidiana lo m√°s civilizada posible, pese a que el pegamento del tejido social est√© deshaci√©ndose cada d√≠a que pasa y la gente se deprime m√°s y m√°s ante la idea de un fin dif√≠cilmente evitable. La Hora Final centra su inter√©s en el modo en que cada personaje, seg√ļn su edad y condici√≥n, asimila la desesperante idea de que se aproxima el Juicio Final.

La pel√≠cula est√° llena de grandes actuaciones, di√°logos brillantes y algunas secuencias verdaderamente memorables, aunque el tono general de melodrama convencional puede descolocar a quien est√© acostumbrado a pel√≠culas apocal√≠pticas posteriores, que son con diferencia mucho m√°s duras. Aun as√≠, situada en su tiempo y en el contexto del Hollywood cl√°sico, el film consigue ser convincente y lo bastante profunda para hacernos llegar su mensaje, por ejemplo con la pareja que se pregunta si su beb√© llegar√° a cumplir el primer a√Īo ‚ÄĒy si merece la pena traerlo al mundo‚ÄĒ o con el gobierno repartiendo pastillas de suicidio entre la poblaci√≥n, para ahorrar sufrimientos innecesarios en caso de que finalmente llegue a Australia la radiaci√≥n que ha fulminado al resto de la poblaci√≥n de la Tierra.

La √öltima Guerra
1961 | SEKAI DAISENS√Ē | Shuei Matsubayashi | Toho | Metro-Goldwyn-Mayer
Menos lograda, aunque muy significativa por el pa√≠s de donde proced√≠a ‚ÄĒJap√≥n‚ÄĒ La √ļltima guerra, estrenada un par de a√Īos despu√©s que La hora final, en este film una familia nipona sufr√≠a un incierto destino ante el desencadenamiento de un inminente conflicto nuclear global. La pel√≠cula ten√≠a unos efectos especiales apreciables dada la √©poca, con un tono moralista que evidentemente no pod√≠a olvidar lo sucedido en 1945 en Hiroshima y Nagasaki. El mensaje era dram√°ticamente antinuclear, como resulta f√°cil suponer, aunque el resultado art√≠stico no era muy redondo.

Esta es la crónica de dos familias japonesas durante los tiempos álgidos de la Guerra Fría entre la Alianza y la Federación, dos bloques de superpotencias que se disputan el control del planeta. Pero las cosas se salen de control cuando la base ártica de la Alianza es atacada sin motivo aparente, lo cual dispara una serie de represalias por parte de ambos bandos. Ahora Japón ha quedado en la mira, ya que se encuentra en la primera línea de defensa de la Alianza… y será victima de la primera oleada de misiles atómicos, los cuales han partido desde la China continental y cuya llegada a suelo nipón es esperada en cuestión de minutos.

El aspecto t√©cnico es tan estupendo como cabe esperar: el dise√Īo de producci√≥n recuerda a los cl√°sicos 1Kaiju Eiga. Solo decir que La √ļltima guerra es una pel√≠cula bien realizada, demasiado lenta, triste y con cierto exceso de moral que intenta conciliar varios argumentos y aunque bien trenzada, a ratos se hace excesiva, densa y larga, y parece no saber d√≥nde va ¬ŅQuiere ser un drama familiar? ¬ŅUn drama b√©lico? 2¬ŅUn tokusatsu Sci-fi? ¬ŅUna cr√≥nica de un momento hist√≥rico? Si hubiera optado por un enfoque menos multi tem√°tico, hubiera sido ser√≠a mucho mejor.

P√°nico Infinito
1962 | Panic in Year Zero! | Ray Milland | American International Productions
Estaba dirigida con un limitado presupuesto por el c√©lebre actor Ray Milland, para aquellos amantes del cine lo recordar√°n en ‚ÄúD√≠as sin huella‚ÄĚ (The Lost Weekend) y ‚ÄúEl hombre con rayos X en los ojos‚ÄĚ (X: The Man with the X-Ray Eyes). Algunos cr√≠ticos han dicho que fallo como producto cinematogr√°fico, pero que conten√≠a el germen de algunas cuestiones v√°lidas: ¬Ņempezar√≠an los seres humanos a comportarse como animales cuando se viesen irremisiblemente confrontados ante el Juicio Final?

La trama de Pánico Infinito nos cuenta que los Baldwin se encuentran en camino de disfrutar unas vacaciones en el campo. Pero destellos en el horizonte y el corte de las líneas telefónicas los alertan acerca de un posible ataque nuclear masivo a los Estados Unidos. El jefe de la familia, Harry, decide tomar medidas desesperadas para asegurar la sobrevivencia de su familia, acaparando armas y provisiones, y trasladándose a un lugar remoto donde la radiación no los afecte. Sin embargo el caos reinante los llevará a traspasar los límites de su propia moral.

Habitualmente es considerada una pel√≠cula mediocre, y es despreciada tanto por sus pobres valores de producci√≥n as√≠ como su recargada agenda pol√≠tica. Pero desde mi punto de vista, deber√≠a ser considerada como un peque√Īo cl√°sico. Es un film cargado de ideas ‚Äďalgunas de ellas discutibles-, pero de ning√ļn modo se trata de un filme idiota. Por el contrario, es un ejemplo perfecto de c√°psula del tiempo en los momentos m√°s √°lgidos de la Guerra Fr√≠a ‚Äďfue rodada el mismo a√Īo en que hizo eclosi√≥n la crisis de los misiles cubanos, y cuando el mundo estuvo al borde del caos at√≥mico.

Como pel√≠cula apocal√≠ptica es ciertamente minimalista ‚Äďno hay espectaculares escenarios de destrucci√≥n masiva sino apenas un par de secuencias con hongos at√≥micos sobreimpresos sobre el horizonte-, pero narrativamente cumple con su prop√≥sito. Y en vez de dedicarse a estudiar los efectos f√≠sicos de la hecatombe nuclear, se aboca a elaborar una tesis acerca del comportamiento humano de los supervivientes.

Polémico, dispar, con un valor de producción barato, Pánico Infinito es sin dudas un films inteligente. No resuelve todas sus situaciones de la mejor manera, pero sobreabunda en ideas. Y aunque sus personajes carezcan de fluidez y naturalidad, la historia representa de una manera más que coherente todas las situaciones posibles que se pueden suscitar en un escenario post guerra nuclear. Considero que fue un filme subvalorado injustamente.

REFLEXI√ďN FINAL
El cine nuclear es casi siempre un ‚Äúcine terminal‚ÄĚ, en el que la historia lleva inevitablemente a un desenlace tenebroso escrito de antemano y donde el espectador est√° condenado a lamentarse por lo que ve en pantalla, pero sin albergar apenas esperanzas hacia los personajes. Es un cine deprimente que obliga al espectador a vivir una especie de luto forzado, y eso es algo que pocos productores se arriesgaban a poner en pantalla ‚ÄĒespecialmente en √©pocas pasadas donde el asunto nuclear estaba m√°s de actualidad‚ÄĒlo cual tambi√©n explica que la televisi√≥n haya tenido un papel tan importante en este g√©nero, ya que la menor inversi√≥n permit√≠a tomar riesgos tem√°ticos mayores, mientras el cine se estaba absteniendo de poner dinero en pel√≠culas desalentadoras que no invitaban a las familias a acudir a los cines precisamente.

Mientras existan arsenales at√≥micos no es imposible que un d√≠a alguien ‚ÄĒincluso alguno de nosotros‚ÄĒ se despierte de la cama sobresaltado por un tremendo fogonazo de luz y vea un hongo at√≥mico creciendo en el horizonte, se√Īal diab√≥lica de que en breves segundos llegar√° una infernal onda expansiva (y venenosa). Y en segundo lugar porque es una de esas raras tem√°ticas que lo tienen todo para producir buenas pel√≠culas, pero que ‚ÄĒcomo ocurre tambi√©n con el espionaje o el fen√≥meno OVNI‚ÄĒha generado menos t√≠tulos de los que hubiese sido l√≥gico esperar.

El PELADO Investiga

Fuentes:
filmaffinity.com/es/
asiateca.net/
portalarlequin.com.ar

1El término Kaiju Eiga se utiliza para definir las películas (eiga) de monstruos (kaiju) japonesas.

2Tokusatsu (¬ęfilmaci√≥n especial¬Ľ) es un t√©rmino japon√©s que se aplica a cualquier pel√≠cula o serie de televisi√≥n de acci√≥n real en la que se haga un uso intensivo de efectos especiales.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad